martes, 29 de marzo de 2011

El folio en blanco...


Hacía tiempo que no me enfrentaba a un folio en blanco, necesitaba hacerlo. Tenía en mente una idea que quería llevar a papel y estaba cansado del ordenador –donde suelo trabajar siempre-.
A decir verdad, gasté más goma que lápiz. No conseguí plasmar la idea que tenía en la cabeza, no era mi día. Todos tenemos días malos. 

Soy de esas personas que anotan todo lo que se le ocurre en cualquier sitio, ya sea en el bloc de notas de mi Smartphone, en una servilleta o en cualquier sitio que sea susceptible de ser garabateado.

Creo que el culpable de esta situación es el sueño acumulado estos últimos días. Al insomnio hay que agradecerle más tiempo para pensar, también el aumento de horas de lectura, pero la nota negativa es el desgaste que supone tener “trabajando” al coco sin las necesarias horas de descanso.

Tampoco corría prisa. Merecía la pena intentarlo. Terminé escuchando unos temas de Imogen Heap para relajarme, mientras decidía no forzar la máquina…

2 comentarios:

  1. A mi me pasa también. Cuando no duermo, no conecto bien las ideas. Es frustrante ¿verdad?
    ¡¡Lo mejor es que al día siguiente, estás como nuevo!!

    ResponderEliminar
  2. Un placer tenerte por aquí Sergio. Fue un dia malo el de ayer... Sin descanso la cabeza no te deja funcionar como deberías.

    Que importante es el descanso...

    Un saludo!

    PD: Estupenda tu nueva entrada.

    ResponderEliminar

Tu opinión importa, no dudes a la hora de comentar cualquier cosa que consideres oportuna. Intenta hacer un buen uso de este espacio respetando a la comunidad. Todos los comentarios serán aprobados, a no ser que se trate de publicidad, faltas de respeto o cualquier ataque no justificado hacia cualquier usuario que haya comentado este post.

¡¡GRACIAS POR TU APORTACIÓN!!