martes, 26 de abril de 2011

Comportémonos civilizadamente...funciona.


Leyendo el fantástico libro "Las pequeñas grandes cosas" de Tom Peters, me he topado con una lección muy útil que voy a compartir con vosotros:

Imagínese que está en la cola del mostrador del aeropuerto porque su vuelo se ha cancelado misteriosamente. Su humor de perros va en aumento porque la cola apenas avanza. Por fin llega delante de ese indeseable ser, el empleado de la aerolínea.

Consejo: Respire hondo y sonría como si de la reina Isabel II de Inglaterra se tratase y dígase: "Esta persona es, en este momento, la única persona del mundo que puede solucionarme este urgentísimo problema que tengo ahora". Y actúe en consecuencia.

A veces no nos damos cuenta de lo importante que es respirar profundamente ante cualquier problema. Todos tenemos dificultades de última hora, urgencia por solucionar alguna situación, etc... No adelantamos nada provocando al Hulk que llevamos dentro, al contrario, haremos que la situación se complique.

Como dice Tom Peters: "Compórtense civilizadamente porque es como debe ser. Compórtense civilizadamente porque funciona"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión importa, no dudes a la hora de comentar cualquier cosa que consideres oportuna. Intenta hacer un buen uso de este espacio respetando a la comunidad. Todos los comentarios serán aprobados, a no ser que se trate de publicidad, faltas de respeto o cualquier ataque no justificado hacia cualquier usuario que haya comentado este post.

¡¡GRACIAS POR TU APORTACIÓN!!